sábado, 18 de noviembre de 2017

Reseña: Nunca, nunca de Colleen Hoover y Tarryn Fisher




Título: Nunca, nunca.
Título original: Never, never.
Autor: Colleen Hoover y Tarry Fisher.
Editorial: Planeta.
ISBN: 
9789504957454.
Páginas: 218.
Precio argentino: $249
Tematika | Cúspide | Goodreads 
 

 
Charlie y Silas fueron mejores amigos desde que aprendieron a caminar hasta los catorce años, cuando se hicieron novios. Por alguna inexplicable razón, una mañana amanecieron sin reconocerse el uno al otro, no recuerdan nada de ellos ni de lo que los une: no hay rastros de su primer beso, del momento en el que se enamoraron, ni siquiera de su última gran pelea; sólo unas cuantas fotos y videos comprueban que no sabían vivir el uno sin el otro. Ambos saben que sólo juntos podrán descubrir el misterio detrás de lo que les sucedió y la razón por la cual ahora difícilmente se soportan, cuando todos a su alrededor hablan de la gran pareja que solían ser. Pero, mientras más profundizan en las raíces de su relación, más entienden que hay algo invisible e increíblemente fuerte que los mantiene unidos.


Nunca nunca empieza siendo narrado por Charlie, nuestra protagonista femenina, quien se encuentra perdida. No sabe si tiene familia, no recuerda su nombre ni nada de su vida. Silas, nuestro protagonista masculino, narra que se siente en un cuarto oscuro porque a él tampoco encuentra algo que se le haga familiar.
Ninguno de los dos ubica si está en la escuela o en la universidad y se les hace horrible tener que fingir que conoce a las personas que se le acercan, porque para ellos son todos extraños. Aún así están atentos a todo lo que dicen, para entender lo que está sucediendo y así fue como supieron que eran una pareja desde hace varios años.


Tras darse cuenta que ambos están pasando por lo mismo, decidirán buscar juntos la respuesta a toda esta situación. No será fácil, ya que deberán tenerse confianza y compartir muchas horas del día, siendo que para el otro es un completo desconocido.
Nunca detenerse. Nunca olvidar.

Este libro llegó a mis manos de sorpresa, una personita muy especial me lo regaló y se lo agradezco mucho, ya que me fascinó. Definitivamente es la entrega introductoria de la trilogía, pero aún así logra cautivarte de principio a fin, haciendo que esas doscientas y pico de páginas, sean leídas en un abrir y cerrar de ojos.

La idea de estas autoras fue fuerte y creo que supieron como manejarla. Veremos como "Silas y Charlie sin memoria" no solo comienzan a conocerse otra vez el uno con el otro, si no que también empiezan a conocer a sus antiguas personalidades, y lo interesante es que no están del todo conforme con quienes alguna vez fueron.
Cada sentimiento de esta pareja, es transmitido perfectamente al lector. Uno realmente se siente confundido con todo lo que está ocurriendo y desea saber qué fue lo que les sucedió a este par, lo antes posible, y si se puede remediar.
Ella ha sido un buen amortiguador entre la realidad y yo.

El final fue realmente inesperado para mi, pasó sin que me de cuenta. De repente me encontraba leyendo las últimas páginas del libro, con la boca abierta en el colectivo, intentando asimilar lo que estaba ocurriendo.
Dejando el final intrigante de lado, hay muchas cosas que te llaman a leer el segundo libro y una de ellas podría ser la curiosidad por lo que sucedió entre la familia de los protagonistas. Ellos no solo llevan muchos años de novios, sino que en algún momento sus familias se llevaron bien y tenían hasta negocios juntos, pero ahora eso quedó en el olvido, ellos simplemente se odian en la actualidad.
Pude que no recuerde nada, pero apostaría que su 
sonrisa era mi parte favorita de ella.
Hay una sola cosa que no me convenció mucho y fue el tema de que la atracción sexual entre Silas y Charlie distraía el tema de la búsqueda de una respuesta por su falta de recuerdos. No es que estuviese mal, a ver, son adolescentes y es más que común que se sientan atraídos uno por el otro, pero quizás las autoras lo destacaron en tantos pensamientos, que terminabas queriendo saber si podría ocurrir algo entre estas nuevas personalidades, sin pensar en los problemas que los rodeaban. Después de eso, no tengo nada más para marcar.
Nunca, nunca es una novela súper ligera, con una trama muy interesante y bien construida, que te va a atrapar de principio a fin. Hay muchas preguntas sin responder que te hacen desear tener urgentemente los siguientes libros en tus manos, para devorarlos en una sentada. La recomiendo a toda persona que quiera pasar un buen rato con un lindo libro juvenil.

Estoy bastante segura de que serás el primer chico que compite
consigo mismo por el afecto de una chica.



{4,5/5}




Publicar un comentario
Light Blue Pointer img{ border-radius: 10px; }