domingo, 22 de enero de 2017

Un libro en mis manos... #14


¡Hola, mis queridos lectores!
Hoy les traigo una nueva parte de "Un libro en mis manos". Hace cuanto que no les escribo qué estoy leyendo... aquí vamos.

Harry Potter y la piedra filosofal



Harry Potter se ha quedado huérfano y vive en casa de sus abominables tíos y del insoportable primo Dudley. Harry se siente muy triste y solo, hasta que un buen día recibe una carta que cambiará su vida para siempre. En ella le comunican que ha sido aceptado como alumno en el colegio interno Hogwarts de magia y hechicería. A partir de ese momento, la suerte de Harry da un vuelco espectacular. En esa escuela tan especial aprenderá encantamientos, trucos fabulosos y tácticas de defensa contra las malas artes. Se convertirá en el campeón escolar de quidditch, especie de fútbol aéreo que se juega montado sobre escobas, y se hará un puñado de buenos amigos... aunque también algunos temibles enemigos. Pero sobre todo, conocerá los secretos que le permitirán cumplir con su destino. Pues, aunque no lo parezca a primera vista, Harry no es un chico común y corriente. ¡Es un verdadero mago!

Después de que todos me recomendasen leer esta saga, en especial los chicos de Bookstagram AR, y que Flor (de i.choose.books) me regalase este ejemplar, decidí que es hora de conocer la muy famosa historia de Harry Potter.
Se preguntarán "¿cómo conocer la famosa historia? ¿acaso no viste las películas nunca?" la respuesta es no. No vi las películas, en realidad, solo las últimas y tampoco es que me acuerdo lo que pasa, así que... punto a favor para mi.

Mejor me dejo de bla bla y sigo con la lectura ¿les parece? Más tarde les comento qué me pareció esta pequeñez.

¡Saluditos!

sábado, 21 de enero de 2017

Reseña: Un juego para toda la familia de Sophie Hannah



Título: Un juego para toda la familia.
Título original: A game of all the family.
Autor: Sophie Hannah.
Editorial: Roca editorial.
ISBN: 
9788499187587
.
Páginas: 397.
Precio argentino: $369

Goodreads Lectorati | Tematika 



Cuando revisa los deberes de su hija Ellen, Justine encuentra una historia escalofriante articulada en torno a una serie de siniestros asesinatos. ¿Puede la propia Ellen haber cometido esas atrocidades? ¿Puede ser culpable de esos crímenes, tal y como ella parece asegurar en su redacción escolar? ¿Cómo, si no, ha podido inventar algo tan grotesco? Justine entra en pánico al descubrir que Ellen dice tener un mejor amigo en la escuela... un chico al que los profesores desconocen. A partir de entonces, empezará a recibir una serie de llamadas anónimas que la harán temer por la seguridad de su familia, y entrará en un perverso juego de pistas que la llevarán a develar quién está realmente al otro lado del teléfono.

 Un juego para toda la familia está narrado de dos formas: la primera es narrada por Justine Merrison, que nos cuenta su día a día junto a su marido Alex y su hija Ellen, en su nueva y gran casa, Speedwell House, en Devon; la otra es la terrible historia de los Ingrey escrita por Ellen para su clase de Literatura, pero ¿realmente es esa historia tan escalofriante producto de la imaginación de una nena de a penas catorce años?
Tras leer las primeras hojas del relato sobre la familia Ingrey, Justine, muy a su pesar, deja de hacer Nada para entender por qué su hija inventó esta historia (si es que realmente es un invento), para descubrir más sobre George (el mejor y único amigo de Ellen, quien fue expulsado injustamente de la escuela y quien ahora todos niegan conocer), y para saber quién es la persona que, a través de llamadas anónimas, la amenaza constantemente.

 La trama me gustó mucho, aunque por momentos se hace muy pesada ya que todo es importante; días que estaba distraída debía dejar el libro de lado, porque necesita de toda nuestra atención constantemente, cada detalle es casi crucial (o por lo menos así lo sentí yo).  
  
 Me gustaron todos los personajes, desde los profesores de Beaconwood hasta la criadora de perros, desde los Ingrey hasta los Donbanvand y obviamente Alex, Ellen y Justine, aunque fueran irritantes. ¿Lo mejor? Cualquiera podría ser el enemigo.

 Otra cosa que no me gustó mucho del libro es que tiene capítulos extremadamente largos, no me daba lugar a respirar, pero la forma en la que estaban escritos y como se intercala la historia que nos cuenta Ellen con el presente narrado por Justine, me encantaron.

 En fin, este es un libro que recomiendo mucho, siempre y cuando tengas el tiempo y toda tu atención para dedicarle ya que es una lectura pesada, pero de todas formas muy atrapante. Era de esperar que tuviese ese final, aunque podría haber estado mejor, aún así me gustó.

 Quiero añadir otro dato que no sabía y, en el momento de finalizar el libro, me enteré. Speedwell House, la casa en donde sucede casi todo lo narrado en esta historia, hace homenaje a la casa de verano de Agatha Christie, Greenway. 


{4/5}

Light Blue Pointer img{ border-radius: 10px; }